• Aspectos posteriores a la vasectomía

    La vasectomía generalmente no presenta problemas, permitiendo la actividad normal a las pocas horas de la cirugía. La complicación más frecuente es, como toda cirugía del escroto, el hematoma (morado).

    Es recomendable llevar unos suspensorios y mantener abstinencia sexual durante una semana.

    Es imprescindible realizar un análisis de semen a las 20 eyaculaciones o a los 2 meses de la cirugía con el fin de comprobar la ausencia de espermatozoides. Hasta este momento deben seguirse medidas de contracepción.

    Después de la vasectomía todo sigue siendo normal, incluso la cantidad de semen, aunque este tiene menor espesor (lo dan los espermatozoides).

    A pesar de que es muy difícil, en menos del 1% de los casos se puede repermeabilizar el conducto deferente.