• ¿En qué momento o circunstancias se puede decir que un hombre sufre de disfunción eréctil?

    La disfunción eréctil se define como la incapacidad recurrente o persistente para conseguir una una erección de calidad suficiente para permitir una actividad sexual satisfactoria.

    Una función eréctil normal es aquella en la que, como respuesta al estímulo sexual, se consigue una buena rigidez del pene y permite realizar la penetración sin dificultad. Esta función masculina es muy complicada ya que depende de muchos factores a diferentes niveles del organismo, lo que explica que pueda fallar por una gran cantidad de causas ya sean de tipo psicológico o físico. A todo hombre le puede fallar la erección un día determinado, ya sea porque ha bebido en exceso, no esta suficientemente estimulado, está preocupado por lo que sea, etc. Esto no significa que vuelva a presentar el problema la próxima vez que intente mantener relaciones sexuales. Hay que procurar no obsesionarse para evitar que el cerebro juege malas pasadas. Si el problema se repite, ya sea en forma de no conseguir ningún grado de erección, de una erección incompleta o la pérdida de una erección que en principio es buena, es cuando debe consultarse al médico. Cuanto más tiempo dure el problema, mayores dificultades pueden existir para resolverlo. El andrólogo identificará la causa de la disfunción eréctil y le aconsejará el tratamiento más adecuado.