• Reversión de la vasectomía

    Cuando un hombre desea recuperar la fertilidad después de haberse realizado una vasectomía tiene la opción de practicarse una cirugía denominada vasovasostomía que consiste en volver a unir los conductos deferentes seccionados o proceder a técnicas de fertilización in vitro con los espermatozoides obtenidos directamente del testículo. La vasovasostomía debe ser practicada por expertos en microcirugía.

    Se realiza bajo anestesia local y tiene una duración aproximada de 1.5 horas. En aproximadamente el 90% de las ocasiones se consigue que aparezcan espermatozoides en el semen, lo que permite poder obtener un embarazo por vía natural sin que la mujer deba someterse a todo lo que comporta el procedimiento de la fertilización in vitro (FIV). Además, hay que tener en cuenta que las parejas que optan por esta última técnica solo tienen posibilidad de conseguir el embarazo cuando se aplica esta metodología.

    Cuando se consigue restablecer la permeabilidad de la vía seminal existe la posibilidad de obtener el embarazo en cada ciclo natural de ovulación, lo que sucede en más del 50% de los casos. Si después de practicar la cirugía reconstructiva hay espermatozoides en el semen, pero son de mala calidad, siempre es posible utilizar los espermatozoides eyaculados para aplicar en técnicas de fertilización in vitro, sin tener que reintervenir al varón.

     

    ¿Cuándo plantearse la reversión de vasectomía?

    Cuando después de haberse practicado la vasectomía se desea recuperar la fertilidad para tener mas hijos con la misma o con otra pareja.