IANDROMS ha incorporado a las opciones terapéuticas habituales y conocidas de la disfunción eréctil la terapia mediante ondas de choque con el aparataje de última generación.

La disfunción eréctil afecta a más de 2 millones de hombres en España (Estudio EDEM y ATLAS de la Asociación Española de Andrología). Hasta la fecha el tratamiento que ha venido llevándose a cabo ha sido mediante tratamiento farmacológico, psicológico o quirúrgico dependiendo de la etiología de dicha patología.

La aparición de la terapia mediante ondas de choque es una opción más dentro del arsenal en el tratamiento de la disfunción eréctil. El mecanismo de acción es la regeneración de la trama vascular de los cuerpos cavernosos para conseguir, de esta forma, la recuperación de la función eréctil.

Este mecanismo de acción ya esta ampliamente ensayado en otras patologías vasculares con buenos resultados, ya que se ha comprobado que mejora la circulación sanguínea mediante la neo regeneración de los pequeños vasos que han perdido su capacidad de cumplir con su función.

El paciente afecto de disfunción eréctil  requiere de estudios previos para determinar el diagnóstico y poder instaurar un tratamiento “a medida y específico para cada paciente y así saber la idoneidad de cada una de las opciones terapéuticas entre ellas las ondas de choque .

Una vez llevado a cabo el diagnóstico  de la disfunción eréctil se puede determinar la idoneidad de la terapia mediante ondas de choque que consiste en 7 sesiones de 20 minutos aproximativamente.

La eficacia y buenos resultados dependerán de cada paciente si bien, la media aproximada de mejoría global es aproximadamente (según varios estudios y publicaciones) del 60%.