• Varicocele

    Se trata de la dilatación de las venas que salen fundamentalmente del testículo izquierdo, debido a la ausencia o a un fallo de las válvulas (compuertas) que evitan que una vez sale la sangre del testículo en dirección ascendente por la vena espermática que desemboca a nivel de la vena del riñón, aquella no vuelva a bajar hacia el testículo.

    Cuando esto sucede produce una dilatación de todo el plexo de venas testiculares pudiendo dar lugar, entre otras, a un aumento de la temperatura del testículo, a una falta de oxigenación de la glándula y a procesos obstructivos por compresión del inicio de la vía seminal. Además, elementos de deshecho procedentes del riñón o de la glándula suprarrenal pueden alcanzar el testículo y actuar como tóxicos. Estos efectos son los que condicionan el descenso de la producción y/o calidad de los espermatozoides.

    El varicocele se puede detectar durante la exploración física del testículo o mediante un estudio Doppler donde se evidencia el reflujo de retorno de sangre hacia el testículo.

    El tratamiento consiste en ligar las venas del testículo a nivel de la ingle (varicocelectomía) bajo anestesia local y de forma ambulatoria.