Ausencia de eyaculación (aneyaculación)

De manera muy infrecuente puede existir orgasmo sin que el individuo expulse semen por la uretra. Esto puede suceder por problemas puramente psicógenos en hombres jóvenes, ligado al temor de originar un embarazo u otras causas. En otras ocasiones este problema se debe a trastornos de los mecanismos de la eyaculación, generalmente relacionados con los nervios, con lesiones del cuello de la vejiga o con la toma de determinados fármacos. Esto suele suceder después de determinadas cirugías de la próstata o en cirugías realizadas en la infancia sobre el cuello de la vejiga por malformaciones en esta región.

Durante la eyaculación normal, el semen pasa a la uretra mientras se cierra el cuello de la vejiga (esfínter interno) y el esfínter de la orina (esfínter externo). Posteriormente, se abre este último y el semen es expulsado por el meato de la uretra. Si fallan estos mecanismos el semen pasa hacia la vejiga (eyaculación retrógrada) y sale posteriormente con la orina.