Eyaculación precoz (prematura)

Eyaculación precoz

(prematura)

 

Se denomina eyaculación precoz o prematura a aquella que tiene lugar antes de que el individuo lo desee, afectando a su autoestima y a la respuesta sexual de su pareja.

Lo más frecuente es que este problema se presente desde el inicio de la actividad sexual, aunque también puede tener lugar después de haber tenido un control normal de la eyaculación. La forma más grave es aquella en la que la eyaculación se produce antes de poder realizar la penetración. Se considera que la eyaculación es prematura cuando tiene lugar antes de los 2 minutos de realizar la penetración.

¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

Todavía no se conocen muy bien sus causas, aunque cada día hay mayores evidencias científicas que indican trastornos de determinados elementos a nivel del cerebro. No obstante, en muchas ocasiones, la eyaculación prematura se debe a malas experiencias sexuales iniciales y a determinados trastornos de la personalidad.

¿Cómo se estudia la eyaculación prematura?

El estudio de este problema se inicia con una detallada historia clínica y exploración física. El paciente debe aportar información sobre el denominado tiempo de latencia eyaculatoria intravaginal (tiempo entre penetrar y eyacular).

Es de la mayor importancia poder realizar una valoración psicológica antes de iniciar o concomitantemente a la aplicación de otros tratamientos.

¿Cómo es el tratamiento de la eyaculación precoz?

Aparte de la psicoterapia, pueden ensayarse los fármacos denominados inhibidores de la recaptación de serotonina que es un neurotransmisor fundamental para la eyaculación. Su objetivo es aumentar los niveles de la serotonina.

El único fármaco comercializado para ello es la dapoxetina que se administra por vía oral entre 1 y 3 horas antes del deseo de mantener actividad sexual. Con el mismo objetivo, pueden utilizarse determinados fármacos antidepresivos (sertralina, fluoxetina, paroxetina, etc.) que pueden favorecer el retraso de la eyaculación. Incialmente pueden administrarse de forma diaria y posteriormente a demanda únicamente cuando se desee tener actividad sexual.

Otros métodos que pueden ensayarse son las maniobras manuales que consisten en comprimir el surco balano-prepucial (límite entre el glande y el inicio de la piel del pene) o la base del pene en el momento en que se tiene la sensación de eyaculación inminente. Esta operación puede realizarse varias veces en el mismo acto y puede ser realizado por el hombre o por su pareja.

También existen determinadas soluciones anestésicas (lidocaína, prilocaína) que se aplican en el pene un rato antes de iniciar la actividad sexual. Antes de la misma es importante realizar un buen lavado del pene o utilizar preservativo.

En determinados casos muy seleccionados, cuando la eyaculación es muy prematura, no responde a ninguno de los tratamientos mencionados y constituye un importante problema en la relación de pareja, es posible ensayar un tratamiento denominado neurotomía peneana. Consiste en seccionar algunos de los filetes nerviosos responsables de la sensibilidad del pene.

El tratamiento de la eyaculación prematura es mas difícil cuando el individuo no tiene pareja ni actividad sexual regular.

¿Cuándo consultar?

Cuando la eyaculación se produce, sin desearlo, antes o inmediatamente después de la penetración, dando lugar a la insatisfacción sexual de la pareja. Si este es su caso, póngase en contacto con nosotros, y le ayudaremos gracias a nuestros grandes conocimientos y experiencia.

Preguntas frecuentes sobre eyaculación prematura

¿Cómo puedo saber si sufro de eyaculación precoz (prematura)?